Exposiciones  Collages Ilustrados 

Es hoy, al sentarme a escribir esta sección, cuando casi sin querer empiezo a ser consciente de la cantidad de cuadros, marcos, láminas y pósters que tengo en casa. Haciendo memoria, veo que en cosa de tres años ( 2016 – 2019 ) he hecho nueve exposiciones. No sé si es mucho o poco, pero sí sé que gestionarlas me ha llevado mucho más tiempo del que hubiese pensado, por otra parte, es un tiempo invertido con con muchísimo gusto. Resulta muy gratificante que tu obra sea accesible a todo el mundo.

 

Es un trabajo que requiere de mucho mimo y organización. Elegir las obras que vas a mostrar, crear los planos de distribución de dichas obras, preparar la gráfica que publicita la exposición, hacer promoción en redes sociales y preparar la masterclass que se imparte el mismo día de la inauguración es parte de la tarea. Organizar todo esto conlleva un trabajo duro pero muy satisfactorio, y que además de darme la oportunidad de mostrar mi “obra”, me proporciona más encargos y nuevos proyectos. Aumenta la visibilidad de mis creaciones en lugares a los que no hubiera podido llegar de otra manera y me permite hacer nuevos contactos.

He conseguido exponer en todas las provincias del País Vasco así que por el momento he decidido apartarme de este circuito, me doy por satisfecho. Al menos hasta que vea claro mi próximo objetivo. No me interesa repetir diseños y posters en las siguientes exposiciones, así que creo que un breve paréntesis me va a venir muy bien para refrescar ideas. Vivir en una ciudad más grande, como Madrid, abre sin duda mi horquilla de lugares donde mostrar mis trabajos y sitios en los que podría exponer. Oportunidades que en un futuro próximo no pienso desaprovechar. Un pequeño respiro para tomar tierra y arrancar con más fuerza.

La mayoría de las exposiciones que he organizado (o me han organizado) han ido acompañadas de una pequeña masterclass. Una clase magistral el mismo día de la inauguración. Cómo comenzar en el mundo de la cartelería musical ha sido principalmente el tema de los talleres impartidos hasta la fecha. Otros temas que he abordado en las clases magistrales son el etiquetaje y el packaging en general.

Son muchos años diseñando pósters, Cds y vinilos para bandas de música, y la posibilidad de mostrar todo esto en diferentes lugares, dispara un bucle que te facilita nuevas exposiciones y nuevos encargos. Muchos de los asistentes a estas masterclasses son futuros diseñadores dentro del mundo de la música, así que eso también me permite poder aconsejarles en sus encargos o proyectos actuales.

Bibliotecas, colegios, galerías, centros culturales, etc.. han sido muchos los lugares donde he tenido oportunidad de exponer mi trabajo. Cada una de ellas con su temática y distribución ajustada a necesidades. Algunas de ellas con encargos de trabajos propios para dicho evento, y todo ello, apoyado por diferentes entrevistas a medios para promocionar dichos eventos. Un trabajo denso y lento pero muy gratificante.

La exposición en la cuarta planta del Centro internacional de cultura contemporánea Tabakalera, gestionada por el colectivo katapulta, fué sin duda una de mis favoritas junto con la de Martindozenea. Ambas acompañadas por sus respectivas Masterclasses y con gran afluencia de gente. Pero Ataria, centro de interpretación de los humedales de Salburua en Vitoria, es sin duda la más bonita que recuerdo gracias a su increíble estructura y paraje. Un lugar espectacular que durante unos días estuvo decorado con algunas de mis últimos vicios a la hora de hacer carteles. La anatomía animal, la desfragmentación y la complejidad del cuerpo humano.

 

Algunas reviews en internet:

Separador-blogs