Bateria Grupos, giras & grabaciones.

En el instituto unos compañeros de clase me ofrecieron tocar la batería en su nueva banda cuando apenas tenía 15 años. Imaginaos a que sonaba la banda con 4 jóvenes de esa edad que solo escuchaban Nirvana y Ramones. Punk rock con cuatro acordes y poco más que contar.

 

Entonces yo no tenía ni idea, tocaba la guitarra, pero aun así acepté. Formar parte de una banda de música era lo más top que me podía pasar en aquel momento. Y bueno, tras muchas horas y algunas clases de batería, conseguí hacerme con algunos ritmos y también con algunas monedas para comprar mis primeros tambores.

 

A día de hoy pierdo la cuenta de la cantidad de bandas de las que he formado parte. Han sido más de diez grupos en los últimos veinte años. Muchos de estos proyectos no salieron del local de ensayo, sin embargo, dos de ellos me han ofreido la oportunidad de tocar mucho. Varias giras por la península, alguna que otra por Europa e incluso un pequeño tour de diez días por pais del sol naciente, Japón.

Mis principios fueron como autodidacta pero enseguida me apunté a clases. Gran decisión. Además de servirme para aprender nociones básicas, me ayudó a conseguir la técnica necesaria para poder tocar en grupos de estilos bastante dispares. Desde el rock al jazz pasando por el metal y el punkrock. Durante todos estos años he recibido clases de profesores del País Vasco como Javi Area (Rentería) o Vincent Thomas (Francia). Durante cinco meses pude disfrutar de un curso intensivo en la prestigiosa escuela Taller de Música de Barcelona.

 

El estudio de solfeo rítmico y batería en general, se ha convertido un uno de mis mayores hobbies y de mis mayores vicios. No recuerdo cuantos años llevo haciendo ejercicios (media hora al día como mínimo), aunque sea en mi estudio.

Hoy sigo en continuo aprendizaje. La batería es algo que me mantiene en forma y me permite seguir tocando en grupos y disfrutar cada día de una de las cosas que más me gusta hacer. En el futuro espero recibir clases en Madrid (ya tengo una lista de profesores), mientras busco nuevas bandas en las que tocar y seguir grabando discos. No tengo muy claro el estilo pero estoy seguro de que pronto tendré las baquetas en al mano.

He participado en varias grabaciones con cada una de mis bandas, de hecho espero seguir haciéndolo, pero probablemente sea lo más complicado dentro del mundo de la batería. A su vez, sin embargo,  es una de las cosas que más te enseña. Una vez en el estudio son muchas cosas a tener en cuenta: hacer tomas buenas, mantener el instrumento afinado, mantener el groove, etc. Todo esto hace que el nivel de presión sea mas alto pero resulta muy enriquecedor.

 

Layo Raser, Sexty Sexers, Küm, Ghost Number & His Typsi Gipsyes,… y un largo etcétera de bandas de muy diferentes estilos por las que he pasado. Otras tantas que no salieron del local pero con las que si que tuve oportunidad de editar algún que otro disco. Y las que quedan por sumar a toda esta lista.

 

The show must go on!

DJ

Mi pasión por la música me lleva a explorarla en toda su extensión. Mi amplia colección musical era bastante conocida y esto me abrió algunas puertas para iniciarme en el mundo de las sesiones. Seis horas al día cada viernes y cada sábado, durante cuatro años fueron mis comienzos. Un trabajo duro que me ha reportado muchos conocimientos musicales que luego he volcado en otros ámbitos como la composición musical.

 

Una vez terminada mi etapa mas activa no he vuelto a vincularme de forma fija con ningún local ni fiesta. A día de hoy, y durante los últimos años, sin embargo, no he dejado de pinchar. Realizo sesiones temáticas en diferentes salas, después de conciertos o en salas de verano cuando estoy de vacaciones… Puro placer.

Separador-blogs